Es probable que no exista terror más grande para un fanático de Apple que ver su dispositivo favorito caer y estrellarse de pantalla al piso. Sufrimos cada milésima de segundo entre que se resbala de nuestras manos hasta que aterriza en el suelo. Todo sucede…